Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Valencia. Declaración en contra de las corridas de toros.

La Facultad de Ciencias Biológicas aprueba una declaración en contra de las corridas de toros (25.03.2010).

A la web de la UVEG: http://www.uv.es/~webuv/castellano/noticies/noticia.php?&id=4939

[Enllaç en valencià] 

La Facultad de Ciencias Biológicas de la Universitat de València celebró el pasado 25 de marzo una reunión de la junta de centro, en la que se aprobó una declaración en contra de las corridas de toros. El contenido íntegro de dicha declaración es el siguiente:

El debate sobre las corridas de toros y otros espectáculos taurinos –sobre si constituyen un patrimonio cultural a preservar o una crueldad intolerable– está cada vez más presente en la sociedad española. La Generalitat Valenciana ha propuesto la declaración de “Bien de interés cultural” (BIC) para los festejos taurinos. Como consecuencia de esta propuesta, la Facultat de Ciències Biològiques de la Universitat de València, desde la convicción de que la universidad y la sociedad deben interaccionar, quiere hacer pública la siguiente declaración, que combina el conocimiento científico con criterios éticos generales:

Existe una sensibilidad creciente hacia los problemas éticos que plantea nuestra relación con otros seres vivos y en especial con los animales no humanos. Esta nueva visión de las relaciones hombre-animal está alimentada en buena medida por un mayor conocimiento de la biología de las especies implicadas. Los estudios del comportamiento, de las capacidades cognitivas y del sistema nervioso de los animales han puesto de manifiesto una continuidad evolutiva entre el hombre y los restantes animales mucho mayor de lo que sugería la concepción tradicional dominante en nuestra cultura. Una concepción basada en la creencia de la discontinuidad radical, incluso la contraposición, entre el ser humano y el resto de los animales.

La biología animal ha demostrado que los animales poseen sistemas especializados en la percepción de estímulos nocivos y que dicha percepción va acompañada de un intenso y desagradable componente afectivo. Por ejemplo, las investigaciones para el desarrollo de medicamentos analgésicos o de tratamientos paliativos del dolor en humanos utilizan la experimentación con animales, basándose, precisamente, en la idea de la estrecha afinidad entre humanos y animales experimentales. Por tanto, la conclusión a la que apuntan estas observaciones es que los toros experimentan dolor, estrés y sufrimiento con características semejantes a los de los seres humanos. De hecho, la legislación de la UE reconoce explícitamente que los animales son seres sensibles y establece como objetivo ‘evitar a los animales todo dolor o sufrimiento innecesario’. Para alcanzar dicho objetivo se ha desarrollado una normativa específica sobre la cría y el mantenimiento de animales en granjas, animalarios y zoológicos, sobre el transporte de animales y su sacrificio para el consumo, y sobre su uso en experimentación.

El patrimonio de tradiciones de una sociedad es un bien a preservar siempre que no haya principios de mayor peso que justifiquen su extinción. Las tradiciones cambian, y prácticas consideradas aceptables hace apenas unos pocos años actualmente son ilegales o se consideran éticamente inaceptables. Hay innumerables ejemplos de estos cambios en todas las sociedades, incluyendo la española. Ya fuera de consideraciones científicas, la sociedad debería reflexionar sobre si un espectáculo en el que la violencia en vivo forma parte sustancial, por más que haya otros elementos, es un bien cultural a preservar y transmitir a las futuras generaciones. Existe en todo caso una obligación de coherencia que afecta a las instituciones de la sociedad española, y señaladamente a las universidades. Por ello en las universidades y centros de investigación hay comités de ética para garantizar protocolos de investigación y de docencia ajustados a la legalidad vigente. Así, debe cumplirse un doble objetivo: evitar el dolor animal y transmitir a las nuevas generaciones valores exentos de crueldad. Además, el maltrato a los animales está reñido con los valores de respeto y admiración por la naturaleza que intentamos transmitir a nuestros estudiantes.

Por ello, la Facultat de Ciències Biològiques de la Universitat de València manifiesta su posición en contra de las corridas de toros y de otros espectáculos en que se practica el maltrato a los animales y a su consideración como “Bien de interés cultural”, y llama a la Universitat de València y otras Facultades de Biológicas y Veterinaria de toda España a hacer suya esta posición.

En Burjassot a 25 de marzo de 2010.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s